top of page

¿Por qué tenés que ordenar tu Estudio de Diseño?

Sos creativa y en el imaginario una creativa no maneja tiempos, no maneja compromisos, no maneja presupuestos, no maneja procesos. Venimos con esta creencia tan arraigada que nos cuesta mucho asociar la palabra diseño con la palabra orden. Pienso totalmente lo contrario. Creo que el orden de tu estudio es, de hecho, lo que te va a permitir explotar tu capacidad creativa y tener resultados que Superen las expectativas de tus clientes.


¿Por qué tenés que ordenar tu Estudio de Diseño? Porque si bien puede ser un proceso complejo, que requiere mucho tiempo y esfuerzo, hay 5 motivos por los cuales vale absolutamente la pena:



1- Vas a ganar tranquilidad.


Creo que el punto de partida de cualquier decisión grande de tu negocio sos vos: vos sos el eje de este proyecto; vos sos quien se está embarcando en este camino emprendedor y todo lo que salga de vos va a reflejarse en todo tu alrededor. Así que lo primero que tenés que pensar es cómo te afecta a vos misma la forma en que estás trabajando.


Para mi, por ejemplo, no tener un orden implicaba estar corriendo detrás de entregas, dudar al momento de mandar cada mail o trabajar de más en materiales que no eran para nada necesarios. Ansiedad, cansancio, agotamiento. Ordenar mi forma de trabajar, en un sistema que se adaptara a la vida que quería fue un antes y un después en mi relación con mi trabajo.


Saber cuándo y qué vas a tener que enviar a cada cliente, conocer tus herramientas a la perfección, tener a disposición todos los recursos que vayas a necesitar; todo eso hace que tus procesos sean predecibles. Y lo predecible da tranquilidad.




2- Esa tranquilidad se va a trasladar a tus clientes.


Y si, si vos estás tranquila con vos misma y tu servicio, se va a notar; es inevitable. Si estás segura de cada paso que vas a tener que dar en un proceso para llegar a buen puerto, le vas a trasladar seguridad a tus clientes (esto desde el día 0, en que recibís ese primer llamado pidiendo una cotización).


En mi opinión una de las peores sensaciones que pueden aparecer en un proceso de diseño es la incertidumbre. Porque de alguna forma, el proyecto en sí ya es de una incertidumbre TOTAL. Ponete un segundo en el lugar de tu cliente; imagínate que estás yendo con los ahorros de toda tu vida y con algunas ideas en la cabeza, a una profesional para que te ayude a transformar tu casa y no tenés ni la menor pista de en qué va a derivar todo este proceso. Imaginate que nunca trabajaste con un Estudio de Diseño y no sabés ni qué decirles en una primera conversación, ni cuánto va a durar el proceso para que puedas entrar en obra, o si van a saber entenderte y diseñar el proyecto que soñás. Abrumador; se me va el aire de solo pensarlo.


Por eso es que TODO lo que no es el proyecto en sí tiene que poder darle un marco SUPER predecible a ese proceso creativo, para que tu cliente atraviese este camino incierto con la mayor seguridad posible.




3- Vas a ganar tiempo y energía.


“Diseñá tu negocio desde el día 1, como si lo fueras a vender.”


Esta frase me encanta, porque, si bien yo definitivamente no lo pensé así desde el día 1😂, creo que es súper importante que puedas diseñar un negocio que no dependa de vos. No conocer nuestros procesos, o ir modificándolos sobre la marcha según cada nuevo cliente que nos contacta, implica tener que estar pensando cada vez nuevas estrategias, nuevos plazos, nuevos entregables, nuevos mensajes. Nuevos todos.


Tener procesos ordenados implica ganar muchísimo tiempo y energía que vas a poder re-direccionar en lo que verdaderamente querés hacer, que es, sencillamente, diseñar.




4- Vas a poder crecer.


Conocer cada paso de cada proceso de tu negocio (tanto interno como externo) te va a permitir establecer roles en tu equipo (si lo tenés), o delimitar búsquedas para armar uno (si no lo tenés).


Si los roles en tu equipo no están claros, las tareas van a llevarse adelante a costa de mucho más tiempo, dinero y energía de lo que es verdaderamente necesario. Y si salís a buscar una persona nueva, sin conocer exactamente qué tarea va a tener que hacer no vas a saber ni qué perfil buscar, ni qué preguntas hacerle ni cuánto le vas a pagar por su trabajo. Sea cuál sea el caso, el orden te va a permitir optimizar tus recursos.


🙋🏻‍♀️ Delegar siempre me fue muy difícil y es una barrera que de a poco voy venciendo. Me he encontrado en reuniones con potenciales nuevos/as integrantes, totalmente perdida, porque como ya encaraba ese proceso colapsada de trabajo y en mi mente necesitaba ayuda con TODO, quería que esa persona me leyera la mente y lo resolviera TODO. Me he encontrado trabajando y guiando un equipo, sin saber cómo por no tener claro yo misma el paso a paso.


Gracias a tantos años de experiencia, entendí cuenta que el motivo de esas situaciones venía de no conocer mis propios procesos. Hoy tengo muy claro en qué enfocarme y qué tipo de ayuda necesito para cada etapa.




5- Vas a tener resultados increíbles.


1 año después de iniciarme en el mundo del interiorismo y darme cuenta que, como arquitecta, no sabía NADA del tema 😂 me anoté en un posgrado en FADU que se llama Diseño del Espacio Interior. Fui buscando conocer más sobre interiorismo y así lo hice, pero salí fascinada con una materia en particular que ni siquiera estaba en mi radar: Gestión del Proceso de Diseño. Las 2 clases que duró la materia fueron un antes y un después, porque si bien de ahí me llevé muy poco material (era muy corta), prendió un interés en mí que se fue desarrollando durante estos últimos 4 años.


Y me animo a decir que es esto lo que hoy hace que pueda enfocar mis energías en cada cliente y lo que está necesitando y que, en consecuente, sus devoluciones sean más lindas de lo que puedo describir.


Y todo esto, mientras yo la paso bomba. 💫





Y te quiero compartir una serie de pensamientos que seguro se están cruzando por tu mente y que a mi misma me fueron muy limitantes: “Me es imposible ordenarme: cada encargo es muy diferente del otro” o “En obra son tantos actores externos que me es imposible de imaginarme un orden”. O “¿En Argentina? ¿Orden? Hago lo que puedo”. Y te quiero invitar a pensarlo al revés, porque estoy segura que cuanto más desafiante sientas que es tu contexto, más orden interno va a necesitar tu estudio para poder funcionar.




Te dejo un espacio en comentarios para conocerte y que me cuentes: ¿Cómo te llevás con el orden? Creo que la experiencia colectiva es la mejor fuente de crecimiento.



Buena semana ❤.

LAULIB estudio creativo

92 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Suscribite a mi Newsletter

Un punto de encuentro semanal en el que hablamos de arquitectura, interiorismo y diseño y que nos invita a inspirarnos y reflexionar.

bottom of page